Descripción

¿CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS?

– Tetina de silicona con forma anatómica exclusiva que imita el pezón de la madre durante la lactancia y que se adapta perfectamente al paladar del bebé.
– Con sistema de ventilación NUK AIR SYSTEM. El aire escapa a través de la tetina, lo que permite que ésta permanezca suave y moldeable y además previene la deformación de la mandíbula del bebé.
– Escudo que cubre la boca con forma ergonómica.

¿CÓMO DEBO UTILIZARLO?

Utilización sin caja higienizadora: Hervir en agua durante 5 minutos antes del primer uso, utiliza agua suficiente para evitar posibles daños y dejarlo enfriar. Para asegurar la higiene, limpia minuciosamente utilizando detergente liquido suave y esterilizar antes de volver a usarlo.
Elimina cualquier líquido residual de la tetina después de limpiar o esterilizar el chupete antes de cada uso y luego deja que se seque.

Utilización con caja higienizadora en microondas: Llena ambos huecos del estuche con 20ml de agua en cada uno e introduce los chupetes. Cierra el estuche y calienta 4 minutos a 700-1000 vatios (observa las instrucciones de uso del aparato). Una vez finalizado, deja el estuche cerrado 5 minutos más. Atención: después de 5 minutos sigue habiendo peligro de quemaduras, sé prudente! Luego vacía el agua residual. Deja secar los chupetes en el estuche abierto. Comprueba la temperatura antes del uso.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

– Mantén el estuche para chupetes fuera del alcance de los niños.
– Solo apto para los chupetes Nuk.
– Caducidad: 4 años desde la fecha de producción, consulte el sello (se aplica a los chupetes que se guardan en un lugar limpio y seco, a temperatura ambiente y protegidos de la luz solar directa)
-Inspecciona atentamente antes de cada uso, especialmente cuando el niño tiene dientes. Tira del chupete en todas las direcciones. Desecha el chupete al primer signo de deterioro o fragilidad.
– Utiliza solo broches para chupetes probados según la norma EN 12586. – Nunca unas el chupete a otras cintas o cordeles, tu bebé podría estrangularse con ellas.
– No exponer a la luz directa del sol, ni dejar en desinfectante (solución esterilizadora) más tiempo del recomendado, ya que podría debilitar el chupete.
– En casos poco frecuentes, los bebés consiguen meterse todo el chupete en la boca. En ese caso, ¡No te alteres! Gracias a su diseño especial, el chupete no se puede tragar y los dos orificios de aspiración aseguran que la respiración sea suficiente. Retira el chupete de la boca del bebé con la mayor suavidad posible.
– No mojes el chupete en medicinas o sustancias dulces y no lo chupes. Puede producir caries (deterioro dental) a tu bebé.
– Sustituye el chupete después de 1 ó 2 meses de uso por motivos de higiene y seguridad. Aún sin daños visibles, la estabilidad del chupete puede haberse debilitado.
– Para chupetes con protector separable: mantén la tapa del chupete fuera del alcance de los niños por riesgo de asfixia.